Comercio y pequeña empresa

El empleo y los ingresos que los sectores de la micro y pequeña empresa producen, generan una mejor calidad de vida a millones de bogotanos y son base del desarrollo económico en nuestra ciudad.

Más del 95% de las empresas inscritas en la Cámara de Comercio son micro y pequeñas empresas y a este sector representaré en la JAL de Chapinero. Durante más de 30 años he sido dirigente de organizaciones gremiales y solidarias de fabricantes de artículos de cuero, tenderos, del sector panificador y representante de estas asociaciones ante el gobierno y ante entidades multisectoriales de la micro y pequeña empresa. He sido empresario por décadas y conozco la realidad del comercio, la industria y de las empresas que nos proporcionan servicios. El empleo y los ingresos que estos sectores generan permiten una mejor calidad de vida a millones de bogotanos y son base del desarrollo económico en nuestra ciudad.

Chapinero es eje central de esta realidad capitalina que debe ser apoyada de manera cierta por el gobierno local y distrital. Garantizar su seguridad, promover la oferta local, facilitar el acceso a sus compradores y disminuir los complejos requisitos que se requieren para su formalización deben ser objetivos primordiales en nuestra localidad. Nuestros empresarios son verdaderos héroes y como tal deben ser tratados.

 

Personas Mayores

Somos en muchas ocasiones tratados como muebles viejos que estorban y eso es inaceptable. Exigiré que se elimine cualquier discriminación a las personas mayores. Nosotros sabemos de lo qué somos capaces.

Soy persona mayor, voy a cumplir 63 años y estoy como la mayoría de las personas de mi edad con una vida llena de experiencias que nos permiten acumular capacidades, conocimiento y sabiduría que no tienen personas más jóvenes. Representaré a las personas mayores y a sus cuidadores en la JAL de Chapinero.

A pesar de que somos hinchas furibundos de niños y jóvenes porque son nuestros hijos y nietos, exigimos respeto y cariño con oportunidades y espacios que lo reconozcan de una manera ejemplar. En nuestra sociedad se es viejo a los 45 para acceder a muchos empleos y en algunos casos se menosprecia el consejo y los valores de los mayores. Somos en muchas ocasiones tratados como muebles viejos que estorban y eso es inaceptable. Exigiré que se elimine cualquier discriminación a las personas mayores. Nosotros sabemos de lo qué somos capaces. Con aciertos y errores somos la base sobre la que se construyó la Bogotá que hoy existe y que son lugar a dudas es mejor que la que recibimos.

 

Solidaridad

Las necesidades básicas comunes nos han unido en el pasado, así se concibieron las juntas de acción comunal, los consejos de administración, las asociaciones, los gremios y las entidades solidarias como cooperativas y fondos de empleo son una clara muestra de que son fundamentales para la ciudad.

Representaré a este sector de la economía en la JAL de Chapinero enfrentando el egoísmo y el individualismo que hoy nos agobian. La implementación de acciones de cultura ciudadana solidarias y en equipo serán la muestra de nuestra gran fortaleza.